Ariel Food & Travel
Opinión Portada

Viajero incomprendido

 

Por viajanteandante

Desde niño, viajar ha sido una de las cosas que más me han marcado. Me atrevo a decir que justo el ser un tanto nómada ha provocado esa esencia en mí y que se vea reflejada en mi día a día.

Por ejemplo, tener cosas guardadas en cajas de cartón o inclusive en maletas, justo como si en cualquier momento me fuera a ir (que por cierto no tendría problema con hacerlo)

 

Incomprendido

A pesar de ser un ciudadano como cualquier otro que trabaja, paga renta y se visualiza disfrutando de un excelente retiro (que ya lo estoy “maquilando” ¡Exacto, viajando!), mi sentir ante la vida es no ser comprendido o no encajar con todos.

Cuando me invitan (en tiempos de no Covid-19) a alguna reunión, siempre termino hablando de mis viajes. O me cuestionan y me ven con ojos de, morro ¿cuándo vas a sentar cabeza? O, ¿y ahora a dónde te piensas ir? ¡O peor! Por qué mejor no inviertes en una casa ¡y ya!

Tal vez estés en la misma situación que yo, y que cada vez que alguien habla de viajar el primer efecto sea de emoción y se te dibuje una sonrisa en el rostro.

No lo niegues, disfrutas dar tips de viajes, y estás en clubs de viajeros, y en las páginas de las aerolíneas esperando a que caiga una buena oferta de vuelo.

Y es que, al pensar en viajar, automáticamente entra la nostalgia brotando a flor de piel, provocando un deseo de salir a donde sea.

En mi recorrido por el Perú, una viajera me dijo: el mundo es tan grande para conocerle…

Viajero

Sí, eso es lo que soy. Y los viajes que hasta ahora llevo me han ayudado a crecer como ser humano. A desarrollar mi potencial y esforzarme en ser un ciudadano responsable, a ser paciente, a resolver problemas, a arriesgarme en hacer cosas fuera de mi control.

A desear seguir siempre hacia adelante, a respetar todo y a todos.

Y ser un viajero mexicano tiene ciertas situaciones raras. Y raro lo aplico por que una vez que sales de tu país y convives y observas otros estilos de vida, es cuando “te cae el 20” de que esas cosas sí son realmente raras.

De entrada, y como latinoamericano que soy, el tema de la familia es el primer punto que analizar. ¿Por qué? Por que uno siempre debe estar en casa, reunirte cuanto más frecuente sea, porqué debemos de salir de vacaciones con toooda la familia y porqué uno no debe de dejar a la familia por otra cosa.

Después viene el punto de casarse y formar una familia, cómo debe ser. Resumido: solo debes de enfocarte en eso, en dar gusto a la familia en que has llegado a la cúspide y por ende con el matrimonio, es como debes de cerrar la cúspide de tu “éxito”

Peor aun cuando por tu cabeza esa palabra “matrimonio” (e hijos) no existe.

Entonces, al final de este escrito y de esta tarde, recapitulo y me recuerdo lo feliz que soy, que siempre seré el “raro” porque prefiero viajar con mochila y no con una maleta con ruedas, que prefiero pasar una noche en un hostel o un albergue antes de un hotel. Que prefiero hacer turismo por mi cuenta en lugar de comprar tours, para que todo sea fácil y que disfruto perderme entre las calles del lugar donde esté y convivir con la gente local y no estar a expensas de lo que me ofrece la zona turística de aquel sitio.

Para mí lo importante es que tú y todo aquel que esté leyendo viajen, y que de ese viaje experimenten la libertad de ser uno mismo. Que comprendan que viajar es un estilo de vida y que es de las cosas más gratificantes que existen.

 

El autor continúa su travesía y cada que puede toma un avión y sale de su zona de confort para conocer cada rincón que el universo le regala, y ser un mejor ciudadano del mundo

 Sígueme en IG como @viajanteandante

Otras publicaciones

Tour al Valle de Guadalupe y La Bufadora en Ensenada

Ariel Montoya

Los viajes que ya has hecho

Ariel Montoya

Aeroméxico crea ruta directa Tijuana-Monterrey

Ariel Montoya

Valle de Guadalupe compite para mejor región vitivinícola

Ariel Montoya

Amplían un mes más cierre de playas de Rosarito

Ariel Montoya

Vienen de California 47% de turistas médicos

Ariel Montoya