Ariel Food & Travel
Opinión Portada

Un paraíso Brasileño: Río de Janeiro

#Lady Viajes

By Lili Arreola

 

Primer contacto brasileño

Mi experiencia brasileña inició desde la sala de vuelos internacionales del Aeropuerto de la Ciudad de México, pues en el avión viajaba una liguilla de fútbol soccer que ya estaban cantando antes de abordar.

Para mi escribir sobre Brasil es difícil porque es un país al que amo, porque tengo muy buenos amigos allá por lo que una parte de mi corazón radica en ese cálido lugar. De no ser mexicana me encantaría ser brasileña.

He tenido la fortuna de visitar dos veces Río de Janeiro y siempre quedo atrapada en la belleza de sus paisajes y en la calidez de sus habitantes que son una mezcla de europeos y africanos.

 

Conociendo Río de Janeiro

Me hospedé en la casa de mis amigos que viven en Barra de Tijuca, un amplio suburbio de condominios lujosos y centros comerciales ubicados junto a la extensa y pintoresca Barra Beach. Por lo que lo primero que hacíamos en el día era visitar la playa que nos quedaba a unos cuantos pasos.

El brasileño promedio gusta de hacer ejercicio por lo que es común verlos jugar volibol y fútbol playero bajo el intenso sol carioca. A su vez gustan andar en bicicleta a un costado del malecón de las diversas playas.

 

Cristo Redentor

Sin duda el ícono de Río y de Brasil es el Cristo Redentor, también llamado Cristo del Corcovado, es una enorme estatua de Jesús de Nazaret con los brazos abiertos mostrando a la ciudad de Río de Janeiro.

La estatua tiene una altura de 30.1 metros sobre un pedestal de 8 metros.

Este monumento fue inaugurado el 12 de octubre de 1931, después de aproximadamente cinco años de construcción. Considerada la estatua Art Decó más grande del mundo, es reconocida como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno junto a Machu Picchu, la Gran Muralla China, el Coliseo de Roma, el Taj MahalChichén Itzá y Petra.

El Cristo del Corcovado, nombrado así debido al monte donde se encuentra situado, es uno de los atractivos turísticos más importantes de Brasil y, para los creyentes, un lugar de peregrinación. Al cumplirse los 80 años de su inauguración, en 2011, se celebró una exposición que repasa la historia del monumento y, sobre todo, cómo esta estatua se ha convertido en punto de referencia para los brasileños e inspiración para sus artistas.

Se puede subir a pie pero la opción más utilizada es subir en un móvil y posteriormente por escaleras eléctricas, necesitas correr con suerte pues no siempre puedes ver al Cristo redentor porque como esta en alto la neblina lo cubre, es majestuoso observarlo. La foto en el Cristo redentor es obligada.

 

La Playa de Copacabana

Copacabana es uno de los barrios más famosos de la ciudad de Río de Janeiro debe su actual nombre a la visita de la Virgen de Copacabana, cuyo santuario se encuentra en Copacabana, Bolivia.

Localizada en la Zona Sur de la ciudad, Copacabana tiene una playa en forma de media luna y es apodada Princesita del Mar debido a su áurea en las décadas del 30, 40 y 50. Barrio de bohemia, glamour y riqueza, Copacabana dio origen a numerosos eventos y movimientos artísticos, convirtiéndose en referencia turística.

El barrio tiene gran cantidad de restaurantes, cines, bancos, locales comerciales, teatros, así como en la playa puedes encontrar venta de suvenires.

 

La Playa de Ipanema

Cuando caminas por su malecón en esa banqueta de contornos blanco y negro no te queda más que remontarte y empezar a escuchar en tu cabeza “La Chica de Ipanema”, esa bossa nova que internacionalizara Tom Jobim, famoso cantautor brasileño y que decir si tienes la dicha de ver un atardecer en Ipanema.

 

Pan de Azúcar

La visita al cerro Pão de Açúcar, otro de los símbolos de la ciudad, es obligatoria para quien visita Río.

El ascenso al Pão de Açúcar se realiza en dos etapas: desde Praia Vermelha hasta la cima del Morro de Urca, a 220 metros sobre el nivel del mar, y luego hasta la cima del Pão de Açúcar, a 396 metros sobre el nivel del mar.

El recorrido total del teleférico llamado bondinho, nos lleva a la cima, que es de 1330 metros, desde la plataforma de salida, en el cerro Babilonia, y se realiza en sólo 6 minutos (3 minutos por etapa), con salidas cada 20 minutos.

El Bondinho do Pão De Açúcar original fue inaugurado en 1912. El actual data de 1972, y es sin duda, una parte muy importante de este paseo, se pueden apreciar en exhibición como han ido evolucionando los teleféricos.

Desde la cima del Pão de Açúcar la vista es espléndida: la Bahía de Guanabara; las playas Leme, IpanemaCopacabanaLeblon, Flamengo; el centro de la ciudad, el Corcovado, la Floresta da Tijuca e, incluso, la Ilha do Governador. Pero ten en cuenta hacer este paseo en un día despejado, de lo contrario las nubes pueden impedirte disfrutar de esta vista.

 

Estadio Maracaná

Para los apasionados del fútbol soccer no se pueden perder la visita al Estadio de Maracaná​​, formalmente Estadio Jornalista Mário Filho, es un estadio de fútbol de la ciudad de Río. Es el estadio más grande de Brasil y fue el más grande del mundo durante mucho tiempo. Ha sido sede de dos copas mundiales 1950 y 2014. Se puede acudir a algún partido o simplemente a tomarse la foto por fuera con la bandera brasileña y una copa mundial.

 

Barrio de Santa Teresa

Santa Teresa es un distrito de la cima de una colina con un ambiente encantador pueblerino. Las calles empinadas y serpenteantes están bordeadas por elegantes mansiones antiguas, y muchas de ellas albergan elegantes hoteles boutique, extravagantes bares de cocteles o restaurantes románticos con vistas a la bahía.

Además de los estudios de artistas, «Santa» tiene el Museu da Chácara do Céu, que exhibe arte europeo y brasileño, y el Parque Das Ruinas, con una galería de arte construida alrededor de las ruinas de una mansión.

Lo característico de este Barrio es la escalera de Selarón cubierta por diversos diseños de azulejos. Se hizo conocida internacionalmente por la llamativa decoración que hizo el artista plástico chileno Jorge Selarón, trabajo que inició en 1990 y que continúa en una renovación constante.

Considerada por su autor como una obra «viva y mutante», la escalera tiene 125 metros y 215 peldaños, y está completamente revestida de piezas de cerámica de distintos colores, tamaños y formas. Algunas de ellas contienen dibujos en su interior.

 

Carnaval de Río

Si algo es famoso en Río de Janeiro es su carnaval, los cariocas salen a las calles a bailar samba, escuchar música en fin a divertirse en esos días no hay trabajo ni escuela las personas están libres para disfrutar de esa festividad que termina con el martes de carnaval un día antes de iniciar la cuaresma. Yo nunca he visitado Río en época de carnaval, pero me comentan que van turistas de todo el mundo pero los precios de hoteles y servicios turísticos se elevan por la demanda, pero considero que vale la pena la inversión, lo pensaré seriamente.

 

Curiosidades Brasileñas

  • A la persona originaria de Rio de Janeiro se le llama Carioca
  • Es común observar arte urbano por doquier
  • Las carnes en Brasil son riquísimas, las personas suelen llamarle vamos a organizar una “Barbecue”, en casa y en restaurante suelen visitar las churrascarias, sin olvidar el plato nacional que es la feijoada que  consiste en un guiso de alubias negras o frijoles y verduras, acompañados de una generosa porción de carne de cerdo y embutidos un poco pesada pero riquísima.
  • La bebida por excelencia que debes tomar es la caipiriña clasificada como un cóctel. Su ingrediente principal es la cachaça, pero también lleva lima o limón sutil, azúcar y hielo, te la recomiendo.
  • El suvenir por excelencia es una figura del Cristo Redentor más si eres creyente, también si quieres invertir un poco más puedes adquirir la camiseta de la selección brasileña de fútbol. Por todas partes vas a encontrar tiendas y puestos ambulantes de recuerdos de todo tipo, imanes, llaveros, camisetas, café, pareos, entre otros.
  • Los brasileños suelen entender muy bien el español porque es parecido al portugués de hecho ellos dicen que hablan portoñol con los turistas por lo que no será tarea difícil comunicarte con ellos además que son sumamente amables.
  • Las estaciones del año están invertidas es decir cuando allá es verano aquí es invierno. El invierno en Río es como un verano porque oscila entre los 22 y 29 grados, no les cuento a cuanto esta la temperatura en el verano lo dejo a su imaginación. Por ser un lugar de playa el calor es húmedo.

 

 

Tips de Viaje

Visa: Como mexicano se requiere el pasaporte y te lo sellan al entrar.

Moneda: Real Brasileño

1 Real equivale a 4.29 pesos mexicanos, por lo que Brasil es un destino económico a visitar para los mexicanos.

Visa y MasterCard son bienvenidas hasta en los puestos ambulantes, pero siempre es recomendable tener reales en efectivo por cualquier emergencia. En las recepciones de los hoteles o en bancos puedes cambiar dinero, yo en mi caso cambié de dólares a reales.

Idioma: Portugués

Religión: Predomina la religión Católica

Teléfono del Consulado Brasileño en México (55) 4160 3953

Hora: 4 horas de diferencia hacia adelante con Tijuana

Te invito a conocer este sueño carioca que te sorprenderá a cada mirada y si tienes alguna pregunta en particular no dudes en contactarme.

 

La autora es Lic. en Comunicación por la UABC.

Viajera apasionada

Consultora de viajes privados

relacionespublicas1974@gmail.com

Instagram: Liliana Arreola

 

 

 

Otras publicaciones

Quebec, la ciudad francesa de América del Norte

Ariel Montoya

Rosarito amplía horario para ingresar a playas

Ariel Montoya

Hawai, una relajada metrópolis tropical

Ariel Montoya

Canceladas Fiestas de la Vendimia

Ariel Montoya

Repunta Ensenada casos activos de Covid-19

Ariel Montoya

París, la ciudad luz

Ariel Montoya