Ariel Food & Travel
Opinión Portada

Marruecos, la puerta Norte de África

#Lady Viajes
By Lili Arreola

 

Travesía Marroquí

Un año antes de visitar Marruecos había estado en Madrid y por azahares del destino no pude ir a Marruecos así que no descansé hasta que lo logré.

Fue un vuelo largo pues salimos de San Diego, en Estados Unidos, hicimos escala en Atlanta, luego en Londres, dormimos una noche en Málaga, España, posteriormente nos embarcamos en el ferry y atravesamos el Estrecho de Gibraltar para llegar a Ceuta.

Ceuta es una ciudad autónoma española, situada en la península Tingitana, en la orilla africana del estrecho de Gibraltar, en el lado oriental de este. Está bañada por las aguas del mar Mediterráneo, mientras que al oeste y suroeste limita con Marruecos.

Ahí ya nos esperaba el tour con el guía que nos llevaría a recorrer esas tierras lejanas, era la primera vez que pisaba tierras africanas.

Al dejar Ceuta, que es un territorio español en tierras marroquís, cruzamos la frontera hacia Tánger.

El tour estaba conformado por personas de diversas nacionalidades australianos, brasileños, mexicanos, colombianos y estadounidenses, entre otros, así que además de conocer mi sueño africano aprendí de otras culturas e hice muy buenos amigos extranjeros.

Recorrimos varias ciudades de Marruecos como Tánger, Fes, Rabat que es la capital de Marruecos  y Casablanca, para llegar a Marrakech que es de la ciudad de la cual hoy les hablaré porque es la más visitada del norte de África.

p

Marrakech, una joya marroquí

Marrakech es una antigua ciudad imperial en el oeste de Marruecos y un importante centro económico con mezquitas, palacios y jardines.  Entre una de las atracciones de la ciudad está la Medina que es una ciudad medieval amurallada y densamente poblada que data del período del Imperio Bereber, con pasajes que parecen laberintos donde conviven personas adineradas y otras humildes.

En la Medina también encontrarás animados mercados que venden cerámicas, joyas y tejidos tradicionales donde el regateo de precios es algo común, los clásicos suvenires a comprar son un tapete persa, mascadas, figuras de camellos, especies, dátiles que son exquisitos, túnicas y jarras para el té de menta que es un clásico de Marruecos.

Estar en Marrakech te remonta al cuento de Aladino, no puedes dejar de admirarte a cada paso pues su arquitectura es única. El minarete morisco de la mezquita Kutubía del siglo XII es un símbolo de la ciudad visible desde millas de distancia.

Marrakech es una ciudad acostumbrada al turismo extranjero el ambiente es un poco diferente a otras ciudades más pequeñas donde son más reservados. El tráfico es Caótico  y suelen manejar a velocidades altas por lo que suelen haber muchos accidentes vehiculares más en carretera.

Régimen gubernamental

Mohamed VI es el actual rey de Marruecos. Accedió al trono en 1999 tras el fallecimiento de su predecesor, su padre Hasán II y es frecuente ver su foto en diferentes recintos.

 

Jamaa el Fna Plaza

Es la plaza central de Marrakech y el lugar más importante de la medina. En ella se desarrolla la vida pública de Marrakech tanto de día como de noche. Lo mejor de la Plaza de Jamaa el Fna, es la transformación que va sufriendo en el transcurso del día.

En esta plaza no puedes dejar pasar la oportunidad de tomarte la foto con el encantador de serpientes aunque debes de tener cuidado pues a veces abusan del turismo y te cobran bastante dinero por tomarte la foto por lo que te sugiero asegures el precio antes de tomártela.

Espectáculo de bailarinas, cena marroquí y desfile de camellos

Acudimos a un espectáculo muy completo que incluyó diversas danzas, por cierto muy sexis, donde trataron de enseñarnos algunos pasos.

La dieta marroquí es la mediterránea consumen bastante tomate, pepino, queso feta, aceitunas diversos aceites como el de olivo para aderezar.

Comer carne de cordero es muy común en lo personal me encantan los sabores fuertes y el cordero no es la excepción, ellos cocinan con bastantes especies por lo que su comida es condimentada, así que debes comerla con discreción.

Sin faltar el clásico cuscús que es un plato tradicional bereber hecho a base de sémola de trigo y el hummus, que es una crema de puré de garbanzos cocidos con zumo de limón, ​ que incluye pasta de tahina y aceite de oliva.

Los postres son riquísimos hechos con hojaldres, pistache, dátiles y semillas, pero debes tener cuidado porque son muy dulces con uno o dos quedas satisfecho.

Por último vimos un desfile de camellos en los cuales te podías pasear con tu pago correspondiente.

El mes del Ramadán

En Marruecos el 98% de los habitantes predican la religión musulmana y son muy creyentes, por lo que para ellos el Ramadán es una época de suma importancia.

Ramadán es el noveno mes del calendario islámico, respetado por musulmanes en todo el mundo como el mes de ayuno, oración, reflexión y comunidad.​​​ Cada año el mes en el que se celebra el Ramadán cambia en torno al mes lunar.

Para mi sorpresa cuando llegué a Marruecos era el mes del Ramadán, y en efecto, no comen ni toman agua desde que amanece hasta el ocaso salvo ciertas personas están exentas como las embarazadas, niños, mujeres en su periodo menstrual y ancianos. Al caer la noche los musulmanes salen, comen, toman líquidos, pero no bebidas alcohólicas, visitan los mercados de la medina, digamos que en la noche descansan.

Tampoco pueden fumar ni mantener relaciones sexuales. Los creyentes consideran que su sacrificio les permite acercarse a Alá, el dios musulmán, pues expían sus pecados de esa forma.

Cada hora hacen oración en las mezquitas o en la calle siempre en dirección hacia La Meca que  es la principal ciudad religiosa en la actual Arabia Saudita.

Ciudad natal de Mahoma, es la más importante de todas las ciudades santas del islam, visitada cada año por millones de peregrinos. Antes de que Mahoma predicara el islam, esta era ya para los paganos una ciudad santa, con varios lugares de importancia religiosa, entre ellos el más importante de todos: la Kabaa.

Ser mujer en Marruecos no es tarea fácil

Una mujer para salir a la calle necesita ir acompañada de un varón ya sea su padre, hermano, esposo o hijo eso fue lo que nos relató el guía.

La vestimenta se agrupa en cinco grandes tipos: las niñas visten sin velo hasta que tienen su primer periodo menstrual, las mujeres jóvenes visten un poco occidentales con pantalones amplios algunas usan de mezclilla, pero jamás ceñidos al cuerpo con su burca en colores vistosos.

Las mujeres de mediana edad lo hacen de manera más tradicionalista y las mujeres de la tercera edad o viudas visten su túnica y burca negras algunas traen su cara destapada, otras solo se les miran los ojos y las más extremistas visten de negro con una especie de cono invertido en la cabeza con dos pequeños orificios para poder ver.

Si la mujer no profesa el islam, es decir no es musulmana, no está obligada a seguir estas reglas, lo que observé fue que aunque no trajeran la cabeza tapada y no fueran musulmanas de todas formas visten de una manera muy discreta.

El cabello para ellos es un símbolo de sexualidad femenina por lo que las mujeres lo deben cubrir en público y solo está reservado para que su esposo lo pueda ver.

Las mujeres no comen junto a los hombres y los restaurantes por lo regular son de dos plantas la de abajo para los hombres y la de arriba para las mujeres, para que no sean vistas.

 

Un hombre y cuatro esposas

Hay muchos mitos que los musulmanes pueden tener las esposas que quieran. En Marruecos está permitido por ley que tengan hasta cuatro esposas, pero deben mantenerlas decorosamente a ellas y a sus hijos y cada una ocupa el mismo lugar de esposa oficial.

Nos comentaba el guía que en la actualidad eso no es muy común, pues lo jóvenes no ganan suficiente dinero para mantener a cuatro esposas por lo que generalmente tienen solo una.

Anécdotas de una turista mexicana en Marruecos

Si vas a visitar Marruecos y eres mujer te aconsejo lo hagas en tour, jamás por tu propia cuenta y no te separes de tus compañeros de viaje.

A los Musulmanes no les gusta que les tomes foto ni que los grabes pues dicen que les estás robando una parte de su alma, yo lo sabía sin embargo vi un edificio de dos plantas y me encantó el diseño, tomé la foto y enfoqué mi cámara hacia arriba para no fotografiar a personas, sin embargo desaté la furia de unos jóvenes que empezaron a gritarnos insultos en español a mi amiga y a mí, luego empezaron a perseguirnos por las calles y a correr detrás de nosotras, he sentido miedo en algunos viajes ante situaciones, pero ese día sentí pavor, logramos escapar y aprendimos la lección de no alejarnos del tour.

Comenté con mis compañeros de viaje lo sucedido y dije nunca había necesitado tanto a un hombre como en esta ocasión, en el grupo había un matrimonio australiano y dijeron chicas desde hoy son nuestras hijas en Marruecos y ellos nos protegían cuando salíamos pues el australiano era un hombre de 50 años aproximadamente, rubio de casi dos metros de estatura, más seguras no podíamos estar, hasta la fecha cada navidad recibo una tarjeta navideña de mis padres adoptivos.

Los marroquíes se sienten atraídos por la figura de la mujer mexicana y por su tez y si tienes unos ojos bonitos estás en peligro, por lo que no es por presumirles queridos lectores, pero a mi padre adoptivo le ofrecieron más de un camello por mí, pero él les respondía que su hija mexicana no estaba en venta.

Yo había leído sobre Marruecos antes de ir y sabía que había que vestir discreto por lo que hice mi maleta con cuidado, sin embargo cierta ropa no la debí de haber usado como faldas arriba de la rodilla pues los hombres te ven con lujuria y las mujeres te observan con mirada de desaprobación, e incluso una me movió la cabeza dándome a entender que no aprobaba mi vestimenta, esto sucede en las ciudades más pequeñas y que no están tan impuestas al turismo.

 

Curiosidades marroquíes

  • Ellos no saludan con la mano izquierda ni la utilizan para comer porque la consideran impura porque con ella se asean sus partes íntimas.
  • Los hombres se pueden saludar con un efusivo abrazo y un beso en cada mejilla, pero las cosas son muy diferentes cuando un hombre y una mujer se saludan.
  • Su tono de voz es muy alto por lo que te da la sensación de que están gritando y por lo tanto enojados.
  • Los marroquís suelen tener las fachadas de sus casas muy austeras, en ocasiones expresan pobreza, pero al entrar algunos son unos palacios, consideran que con esta acción no llaman la atención de los ladrones pues piensan si el exterior de mi hogar es lujoso quiere decir que guardo riquezas en el interior, entonces si el exterior no es agradable no está invitando a pasar a los rateros.
  • La escritura árabe es de derecha a izquierda, de arriba a abajo, la escritura inicia desde la derecha de la página y continúa hacia la izquierda..

 

TIPS DE VIAJE

Visa: Al entrar al país te sellan tu pasaporte mexicano

Moneda: Dírham

1 dírham marroquí son 2.36 pesos

  • Se aconseja pagar con dírhams, en los mercados de las medinas te aceptan cualquier moneda dólares, pesos, tarjetas de crédito, pero en lo personal no lo considero tan seguro como que tú mismo cambies tu dinero y sepas realmente cuanto te está costando cada artículo.
  • Idioma : Árabe
  • Hora: 8 horas de diferencia hacia adelante con Tijuana

 

Marruecos ha sido por mucho uno de los viajes que más me ha marcado como viajera apasionada pues aprendí bastante de la cultura musulmana y no me arrepiento, pero creo que es un destino que no repetiría fue una tierra mágica, pero al llegar a España me sentí libre de nuevo.

 

La autora es Lic. en Comunicación por UABC
Viajera apasionada
Consultora de viajes privados
relacionespublicas1974@gmail.com
Instagram
Liliana Arreola

Otras publicaciones

Tome precauciones, pronostican lluvia y nevadas

Ariel Montoya

Abren Pirámides de Teotihuacán al turismo

Ariel Montoya

Estambul, la joya de Turquía

Ariel Montoya

Será proyecto de Plaza Santo Tomás un centro cultural importante

Ariel Montoya

Tokio, entre el pasado y el futuro

Ariel Montoya

BC pasa a nivel “Naranja” este lunes 29 de septiembre

Ariel Montoya